Las diversas entidades bancarias de creditos rapidos

En esta oportunidad hablaremos un poco de la clasificación que se les da a las entidades bancarias de acuerdo a varios factores que los conforman y que influyen en sus operaciones y créditos rápidos.

Por lo general se tiene la idea de que todos los bancos son iguales, que tienen el mismo propósito y que ofrecen los mismos servicios a todos sus clientes, sin embargo existen diferentes tipos de entidades bancarias que en base al tipo de capital que manejan se definen como bancos públicos, privados o mixtos.
Banca privada y pública

En lo que se refiere específicamente a una institución bancaria privada, esta se distingue con facilidad porque el total del capital que maneja es proporcionado por accionistas privados, es decir, son clientes que por lo general cuentan con mucho poder adquisitivo y que desean invertir su dinero a largo plazo, por este motivo este tipo de bancos no ofrecen servicios de cuentas corrientes, ni otorgan financiación de hipotecas. Es un banco que se especializa, digámoslo así, en el sector privado.

A diferencia de lo que sucede con un banco privado, el capital que se maneja en un banco público proviene directamente del Estado y se rige bajo los conceptos que el propio estado le indique. En cuanto a los bancos mixtos, estos se definen como su nombre lo indica, porque en ellos se maneja capital aportado tanto por inversión privada, como por inversión pública o del Estado.
Banca comercial y de inversión

Es importante mencionar que de acuerdo al tipo de operaciones y transacciones financieras, también es posible distinguir a las instituciones bancarias, sector en el que entra la Banca Comercial, aquella que todos conocemos y que utilizamos para abrir una cuenta, hacer depósitos, y cuyo banco promueve entre sus clientes diversos servicios con la intención de captar sus fondos, prestamos y demás productos que al cliente le puedan interesar. Por otra parte, la cajas de ahorro, son organismos que se hicieron muy populares entre la población porque en un principio manejaban una política sin ánimo de lucro, eran instituciones benéficas muchas veces creadas por la iglesia, pero que con el tiempo han modificado su política financiera hasta tal punto que les permite realizar funciones propias de la Banca comercial.

En lo que se refiere a la Banca de inversión, esta es una institución bancaria que se utiliza para impulsar a los países en vías de desarrollo, sus operaciones se enfocan solamente a lo relacionado con la sociedad de valores y la bolsa, realizando inversiones y asesorando a los clientes en cuanto a las decisiones a tomar en el mercado bursátil y en sus inversiones en renta variable.

Tanto la Banca Pública como la Banca Privada, pertenecen a un sector financiero que se encuentra en pleno auge, dirigido a personas con poder adquisitivo muy alto así como posesión de muchos inmuebles, por lo que el servicio que se les ofrece es preferencial, asesorando y gestionando sus operaciones, a cambio de que dicho cliente invierta su capital, realice transacciones, depósitos y demás gestiones.

Por último, los Bancos Centrales también es un modelo de banca muy conocido, los cuales se ubican por encima de la Banca Nacional de cada país, su función es la de organizar, controlar y supervisar el correcto funcionamiento de otros tipos de instituciones financieras, llámese cajas de ahorros, banca de inversión, etcétera. Además de esto, el Banco central se encarga de supervisar la política monetaria del país.